Apoyo a Los Niños Son Intocables educando sobre la realidad prenatal

   El pasado sábado 2 de noviembre de 2019 tuvo lugar a las 18:00 horas una nueva manifestación en Logroño en favor de la libertad de educación y contra la imposición de la ideología de género en las aulas. «Los Niños son Intocables», volvió a transitar las calles de Logroño, desde la Plaza del Ayuntamiento hasta la Consejería de Educación de La Rioja, para recordar lo que algunos quieren que se olvide: la preocupación de muchos padres porque se respete su derecho a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos. 

   En el Centro para la Reforma Bioética de España somos conscientes de la importancia de la educación y de la intromisión que desde años atrás se viene imponiendo en las aulas a espaldas de los padres con la que se adoctrina a los menores mediante una falsa educación sexual muy gravemente deformativa por sus errores y omisiones, entre las que se encuentra una miserable trivialización de la vida humana prenatal, en el momento actual, fuertemente agravada por la ideología de género, que nuestros políticos se afanan en promover con tanto entusiasmo. Políticos, de los que también sabemos son especialmente obedientes a ciertas directrices europeas y globalistas que nada dejan al azar... Nos parece que el profesor Alberto Bárcena de la Universidad San Pablo CEU lo explica bastante bien:

   Por eso hemos querido unir fuerzas a la asociación Los Niños son Intocables, a la que agradecemos su acogida y altruista compromiso social, y de la que sabemos bien que no tiene financiación alguna por parte de partidos políticos ni sindicatos del lamentable y corrupto pesebre estatal que nos toca vivir, sino únicamente de la mera voluntad ciudadana y del admirable esfuerzo personal.

   Así, hemos contado con varios carteles de nuestra campaña de visibilidad del Desarrollo Prenatal que muestran las evidencias de lo que realmente hay en el vientre de una mujer embarazada: un ser humano en etapa de desarrollo y crecimiento prenatal, que tiene derecho a cuidados, protección y a que no se le maltrate, mate ni torture. Esto es lo que desde la esfera política actual se ha impuesto que se pueda elegir "desechar" como algo de "usar y tirar". Y lo han hecho mediante unas leyes que consagran y blindan tal aberración como un "derecho" que no se puede discutir. 

 

   Pero las mentiras tienen "las patas" muy cortas y nuestros carteles desenmascaran las mentiras mediante las evidencias y la verdad.